fotos de Laura Cusí

‘El Bus de la Vida’, cantada a dúo con Dani Rovira, transmite ganas de vivir

A partir del 3 de julio la cartelera española tiene una propuesta feeling good en la última película de Ibon Cormenzana ‘El Bus de la Vida’. Acudimos al pase previo de la cinta, donde disfrutamos de la aportación que Manuela Vellés ha realizado, esta vez desde su faceta compositiva y de cantante, pues ha sido la encargada de poner letra y melodía a tres de los temas de la banda sonora.

Una semana antes del estreno en cines, me siento en frente de esta magnífica artista en una terraza de una bella plazoleta de Madrid. Su voz suave y calmada transmite muchas cosas: su amor por su profesión, su compromiso por la vida, y unas ganas terribles de, como los personajes de El Bus de la vida, seguir adelante en este viaje incansable que es la vida. Charlo con ella mientras contemplo su temperamento apaciguado y reflexivo con semblante siempre sonriente.

No es la primera vez que colaboras en la b.s.o. de una película. Anteriormente ya lo hiciste para ‘Alegría, Tristeza’ (también de Ibon) y ‘Las 7 muertes’; o poniéndole melodía a versos de Lorca en ‘La Novia’. ¿Por qué das ese salto a las bandas sonoras?¿Qué te impulsa?

Para mí lo de la música ha ido surgiendo de forma natural, o sea, siempre me ha acompañado mi guitarra a todas partes, compongo música desde que tengo veinte años, lancé mi primer proyecto personal de disco hace unos años – que eran mis temas en el disco ‘Subo, Bajo’ -; y luego, como soy actriz, también tengo la música presente, también me llaman para hacer personajes que interpretan canciones en películas -he cantado en varias también, en ‘Buscando a Eimish’, en ‘Camino’-.

Lo chulo es que esa faceta mía también me complete como actriz pero, como dices tú, en este caso fue únicamente como compositora de los tres temas principales; y como una faceta artística que también tengo, que me permite expresarme y poder aportar lo que tengo en letrista, en que me gusta escribir poesía… Y todo eso poderlo aportar al cine, también.

Y en esos personajes de otras películas donde has cantado ¿los ibas buscando porque tenían esa característica o por qué?

Bueno, una vez que saben que cantas y aparecen personajes así en guiones, pues los directores de casting – o los directores – se acuerdan de mí y puedo aportarlo.

Ya en tu trayectoria como cantante realizas tu primer disco ‘Subo, Bajo’, que es de corte sentimental, habla de superación, de la soledad… Temas que se muestran en la película ‘El Bus de la Vida’. ¿Es cada vez más universal hablar de estos temas?¿la soledad es un poderoso material para trabajar?

La música la he utilizado mucho como terapia y acompañamiento en mi vida. O sea, momentos que tengo conmigo misma, en los que me acompaño de mi voz y de mi guitarra, son para mí procesos terapéuticos total y de conocimiento personal.

Sí, creo que esta película también habla de que la música es un impulso y una fuerza para atreverse a hacer cosas que te dan miedo en un momento dado, que tienen que ver con exponerse uno mismo, ¿no?. De no esconderse.

En mi caso, no esconderme solo en los personajes que interpreto, sino que, cuando escribo una canción y la canto delante de un público, al final hablo de mis emociones; pero, como tú bien dices, de emociones que son universales: los miedos, la superación, la soledad, la vida, la muerte, la gente que te acompaña en el camino, la que te abandona por distintas razones… Creo que la música nos transporta mucho a las emociones y eso es un poder muy fuerte que tiene.

En el cine, lo sabe todo el mundo, las bandas sonoras de las películas que nos atrapan nos llevan mucho a la emoción, y yo creo que es una forma artística muy potente para sacar las emociones.

«Todo lo que tengo dentro lo he puesto a disposición de esta película, de este personaje»

¿Qué supone volver a trabajar de nuevo junto a Cormenzana? ¿Ha nacido en estas dos colaboraciones un tándem a futuro?

Tenemos una productora juntos también, Mundo Cero (@mundocerocrea en Instagram), en la que estamos haciendo audiovisual para cambio social. Hicimos ‘Culpa’, una película que podéis ver en Filmin, en la que también compuse el tema principal que se puede escuchar en los títulos de crédito, una canción que se llama ‘Mujer Rota’. Luego, hemos estrenado ‘Hate Songs’, que dirige Alejo Levis y habla del genocidio de Ruanda, donde el tema principal es la guerra; y hemos rodado otra película, que tenemos películas para dar y repartir (risas), llamada ‘Cuatro Paredes’, que estamos por estrenar y habla de la pobreza. La protagonista soy yo junto a Sofía Otero (‘20.000 especies de abejas’).

Los dos hemos participado en guiones juntos, que para mí es algo nuevo -mi faceta, aparte de actriz, compositora y música, es la de participar en los guiones que estoy escribiendo-. Entonces, sí, todo lo que podamos aportar desde nuestra parte artística a lo que es el audiovisual y el cine, pues lo ponemos a disposición.

Decías que ha sido muy bonito el proceso de componer ‘El Bus de la Vida’. Háblanos de cómo ha sido, cómo llegaste a esa canción, de cómo has vivido ese proceso.

Partimos del guión de la película, y de integrar la trama, lo que le sucede al personaje protagonista, que es a Dani; y luego en qué momentos las canciones aparecían y qué trama narrativa tenían. En ‘El Bus de la Vida’, que es el tema principal, tenía que extrapolar lo que es la emoción de la película en una canción, y creo que hemos conseguido transmitir el desahogo: convertir lo que es una pena (o un miedo o frustración) en fuerza, en alegría, en fuego, en iluminación, en éxtasis.

Para mí era muy importante – y me ha parecido muy bonito – cantarla a dos voces con Dani porque hombre y mujer son también las dos voces, ¿no?. Completar a través de la dos voces y después de los coros. Que sea una canción universal para todo el mundo, en la que también recordamos a los caídos, que puedan ser las personas que ya no están con nosotros; a los que te acompañan y te dan fuerza y valor; y luego todo lo que quieres dejar atrás (en la letra lo reflejamos con las palabras serpientes y medallas, que son simbologías que siento que son imágenes potentes para que cada uno complete en su imaginario lo que quiera que sean para él).

A mí me ha dado mucha fuerza esta canción y, como artista musical, me aporta muchas cosas y facetas que, quizás como personaje, no sentía; y este tema me la ha dado. Me ha abierto mundos en los que quiero explorar.

«Este tema me ha abierto mundos en los que quiero explorar»

 

 

Al hilo de esta última afirmación ¿qué te aporta el trabajo de artista musical que no lo hace el de actriz, y viceversa?

Es algo más personal porque tiene que ver con mi imaginario como Manuela, no tanto como el imaginario de los personajes. Entonces, aunque aquí he escrito para un personaje, cuando estoy interpretando la canción me doy cuenta que hablo también de mí misma, y que todo lo que tengo dentro lo he puesto a disposición de esta película, de este personaje, pero que habla de mí.

Y sí, mi disco es lo más potente que he hecho como artista, en el sentido de exponerme yo misma como Manuela; me ha dado mucha fuerza, un poco como al personaje de la peli.

Esos miedos que tienes de ser transparente y de que te vean a ti, sin esconderte detrás de un personaje, te dan fuerza y valentía para parecer tú misma sin filtros.

Claro, es que en la película no enfocan tanto el tema hacia la enfermedad de él, sino también al miedo a ser él, a que le vean encima de un escenario.

Sí, por un lado está el tema de la enfermedad que aparece en tu vida (y en cualquier vida), como que irrumpe y nunca te viene bien; y luego están los miedos que tenemos, sin darnos cuenta que hay que vivir una vida -la tuya- donde eres tú el más importante, digamos, y que a veces esperamos a que nos pasen cosas gordas o duras para valorar que tenemos un potencial del que no estamos haciendo el máximo de nosotros mismos.

A todos nos pasa, hasta que no nos damos un buen hostión, hasta que no caemos al pozo, no sacamos una fuerza que teníamos ahí; la teníamos en barbecho, y que el momento es ahora. Lo que dice la canción de esta película es que vamos a vivir y a quemar las naves, y a exponernos al máximo de nuestra potencialidad porque la vida es una.

Es que es eso, puedes tener una enfermedad o morir mañana por otra cosa…

O puede morir otra persona que quieres y no has estado con ella. Nos enredamos a veces en asuntos que nos quitan mucha energía y que nos hacen despegarnos de lo que realmente es importante que, al final, se refleja en la peli: la amistad, el amor, la entrega, estar donde tienes que estar sin dejarte influenciar por otras fuerzas que te parecen potentes, pero que no lo son tanto.

«A todos nos pasa, hasta que no nos damos un buen hostión, hasta que caemos al pozo, no sacamos una fuerza que teníamos ahí»

‘Una hormiga en el Universo’ ¿en qué punto vital la compusiste junto a Pablo Fergus y Alex Moreno?

Ellos han hecho más, digamos, de productores. Han hecho la estructura base, y yo la melodía y la letra. Hemos hecho un tándem muy bueno, cada uno hemos aportado la parte en la que teníamos más potencial.

Este tema rondaba en mis cuadernos antes de que apareciera la película en mi vida, y la completé y encajó muy bien en ella.

‘Una hormiga en el Universo’ nace de algún momento en el que te sientes abrumado por la vida y tu contexto, en el que te ves pequeño, pero que vuelves a sacar fuerza de esa misma energía porque al final no somos tan especiales, pero sí que somos únicos para nosotros mismos y los más importantes de nuestra vida; y es un poco como ese sentimiento de sentirse abrumado por el universo y pequeño, pero a la vez cantártelo y bailártelo, y acompañarte con eso – que también es bonito sentirte parte de un todo, al final tú completas al universo -.

La música es otro personaje más del film. A veces incluso cuenta algo más que lo que es capaz de contar el propio guion ¿Qué matiz sutil le has dado al guion en tus canciones?

La música y una canción, como representación artística, tienen la fuerza de emocionarte en dos minutos y medio o en tres, cuando una peli necesita una hora y media. La música es súper potente porque llega a los corazones muchísimo más directo.

En la peli se utiliza muy bien la música porque hay momentos dramáticos en los que creo que la música no te aprieta, digamos, para que te vayas a la emoción, sino que te acompaña a drenarla; hay algo de colchón y armonía que te envuelve y acompaña a vivir una emoción.

Las canciones que hemos hecho completan la película y su emoción, y hacen que forme parte del conjunto de la narrativa de una forma muy orgánica.

Para terminar, has comentado que preparas películas, pero también preparas segundo disco ¿no?

Estoy otra vez activa con el tema de la música. Preparo en estos momentos nueva música, que creo que va a representar el momento en el que me encuentro como artista y como persona, y esto me ha dado mucha fuerza para rescatar letras que he ido escribiendo, ideas que tengo. Mi vida va un poco por fases y, por supuesto, me pesa mucho mi profesión como actriz, y cuando estás involucrada en proyectos es difícil compaginar las dos cosas, a veces.

La vida me va llevando de una a otra de una forma natural, y ahora sí tengo ganas de lanzar cosas nuevas.

¿Y en qué momento vital estás?

Bueno, en composición, producción y preparación.

 

 

 

Lorena M.

Lorena M.

Redacción