Zahara en Gijón. / Oscar Lafox Fotógrafo
 

 

‘Postales Perdidas’ es el nuevo disco del cantautor gallego, de voz rasgada y letras emotivas

 

Conocido por ‘110’ de su álbum Furia, este último trabajo viene con una propuesta muy personal pero muy bien arropada con una banda de lujo.

Nos citamos con el cantante en un bar del barrio de Gracia de Barcelona, justo antes de su presentación en directo de Postales Perdidas en la capital catalana, y nos atiende con esa proximidad y cariño que transmite en sus canciones.

 

Empezamos por el principio.

¡Me parece perfecto!

¿Quién es Luis Fercán?
Luis Fercán es un chaval que empezó a tocar a los 15-16 años con su guitarra, y ahí le cambió la vida, hasta ahora.

Tu carrera en solitario empezó en 2016. ¿Cómo has evolucionado musicalmente hasta día de hoy?

Yo creo que todo ha ido bastante escalonadito y con mucha tranquilidad, pero he aprendido muchísimas cosas. Sobre todo lo que he encontrado más es la forma de escribir y mi camino a nivel musical. Ahora mismo con esto estoy bastante contento. He leído más, y escuchando más música, pones la cabeza más creativa, y yo creo que cada vez, sin querer, vas ganando cosas.

 

 

¿Tus referentes musicales han ido cambiando durante este tiempo?

Sí pero hay unos básicos. Yo escucho muchísima música, así que al final tengo como unos referentes musicales que mantengo desde hace muchísimo, y otros que van cambiando, pero hay un poquito de todo.

Últimamente estoy escuchando mucho punk, mucha caña, tipo Idles o un grupo que se llama Porridge Radio que es increíble.

 

Acabas de presentar tu nuevo disco ¿Qué es para ti Postales Perdidas?
Es la evolución de algo que llevamos pensando bastante tiempo Nacho (Mur) y yo. Es la unión de cosas que ya hemos hecho y cosas que se nos ocurrieron para hacer ahora, pero creo que es también una evolución natural. Es un disco hecho con banda, que nos gustaba mucho la idea.

¿Por qué Postales Perdidas?

Me encanta mandar postales y con la persona a la que va casi todo el disco nos regalábamos postales, así que me parecía un título correcto.

Es una persona a la que quiero mucho, que ya no estamos juntos pero que la sigo queriendo muchísimo, y con la que he vivido diferentes momentos, muchos viajes y muchas cosas. Al final yo solo escribo sobre cosas importantes en mi vida, y este disco es así, importante.

 

 

¿Qué podemos encontrar en Postales Perdidas de tu primer LP, Grieta?

He vuelto a tener ganas de hacer más cosas con banda, pero fuera de ahí son dos cosas hechas de manera muy diferente. Grieta está producido por Pablo Estrella, que es también muy colega mío y del productor de ahora. Son formas muy diferentes de hacer discos, estaba hecho en más tiempo. En esa época yo curraba y en los ratos libres me iba al estudio. Pablo se lo curró que flipas y Grieta es un disco al que le tengo muchísimo cariño, pero es un disco que no haría ahora, pero también porque han pasado seis años. La diferencia es que ahora tengo la esencia más clara.

 

Es un disco que habéis grabado prácticamente todo en directo. ¿Por qué era importante para tí o qué diferencias valorabas antes que hacer un trabajo completamente de estudio?

Grabamos en directo y tanto las referencias que nos marcábamos Nacho y yo como nuestros discos favoritos son grabados en directo.

Los discos que se han hecho toda la vida normalmente son discos grabados en directo y no pasa nada porque haya errores. Está todo menos cuadrado, pero cuando está tocado en directo, si alguien va para atrás el otro también tiene que ir para atrás. Así para mí es más fácil que se me ponga la piel de gallina, y lo que busco es eso.

Simplemente hay cosas que cuando no grabas en directo se pierde; son cosas sensibles que tampoco puedes explicar. Si yo te pongo la misma canción tocada en directo o sin tocar en directo, probablemente a mí me guste más la que es en directo, y hay cosas que se respiran de otra manera, creo que mejor.

 

El disco se grabó en el País Vasco. ¿Qué tiene de especial ese entorno?

Quería grabarlo en el norte, eso es algo que tenía claro. En un sitio que fuera lo más parecido a Galicia. No era lo más cerca de casa porque casi está más lejos que Madrid, pero queríamos un sitio salvaje, una casa en concreto. Queríamos grabarlo en directo y para ello necesitábamos una sala que tuviese una sonoridad concreta y la mejor sala de España está allí, dónde lo grabamos.

Tenía también un equipo analógico que es lo que queríamos para hacer las cosas de forma orgánica.

 

 

Habéis lanzado el disco en formato físico, tanto en CD como en vinilo, y hecho lo más analógico posible. ¿Qué representa para ti lo analógico y en cierto modo, volver a lo vintage?

Es lo que comentaba de grabar en directo o no; creo que hay cosas que sin que tu lo sepas te están emocionando más. Cuando un instrumento está tocado con un ampli, que está pasando el sonido de cierta manera, pasan más cosas. Esto es una discusión que si alguien me dice lo contrario y me dice que le suena mejor lo del ordenador, pues genial. A mí me parece más romántica esta idea y queríamos grabarlo de esa forma.

Con los vinilos, ¿voy a vender más vinilos? seguramente no. Pero, ¿por qué hago vinilos? ¡porque puedo! (ríe). Y porque me apetece. Yo colecciono vinilos, y al final, quiero tener mi disco en vinilo.

 

Ya habías lanzado algunos teasers de este álbum, canciones como ‘Busco’, ‘Una señal’ o ‘frío al verte’. ¿Cómo ha recibido el público estos primeros adelantos?

Super bien, la verdad. No tuve ningún mensaje, que eso es raro. Pensé que iba a recibir algun mensaje rollo me gusta más cuando estás tu solo con la guitarra. Pero no tengo ni un mensaje de esos, lo que es buena señal.

Con tu anterior trabajo hiciste una gira de más de 100 conciertos por España y México, ¿qué previsión tenéis con este nuevo trabajo?

¡117! No tenemos meta porque tampoco nos las ponemos. Tengo un equipo que flipas que lo organiza todo genial. Creo que este año vamos a hacer más porque con el anterior pensé que no me iba a dar la voz, porque ese es mi límite. La voz me ha aguantado todo el rato, por lo que sé que puedo hacer más, y en lugar de dos a la semana ya estamos haciendo siempre. Yo creo que esta gira quizás 130, no sé, ¡sería espectacular!

 

 

¿Cuáles son los próximos bolos que tienes planificados?

Murcia, Alicante, Toledo, Albacete, Valencia, … el 6 de Abril en Barcelona y en breves anunciaremos Madrid y Santiago.

 

¿Alguna cosa que quieras que tu público sepa?

Al final lo que estoy buscando es hacer canciones que me emocionen a mí, pero voy a aprovechar para dar gracias a la gente por emocionarse con lo que yo hago sin tenerme que rayar por lo que les gusta a ellos. Me doy cuenta que cada vez que hago algo que sale de verdad de dentro, creo que la respuesta de la gente es mejor y eso me da una tranquilidad para poder hacer lo que quiero.

Cuando empecé a hacer lo que yo quise fue cuando empezó a funcionar la cosa. Fue con 110, cuando lo grabé iba a dejar la música y dejar de hacer canciones una temporada. Grabé 110 en una habitación de la casa de Nacho, la sacamos y empezó a funcionar. Fue justo al hacer una canción en una habitación con una guitarra que a la gente le flipó, y me siento muy agradecido.

Sònia S.

Sònia S.

Redacción