Zahara en Gijón. / Oscar Lafox Fotógrafo
 

 

Después de pasar por nuestro Tostatest, entrevistamos a la artista granadina, nos cuenta más sobre su segundo EP, ‘Raíces’, que ha presentado en una gira por diferentes ciudades del país

Para quien todavía no te conozca, ¿Quién es La Pains?
La Pains es una artista que usa la música como terapia. Canto mucho, directa o indirectamente, sobre la depresión, la ansiedad y movidas así. Es el tipo de música que a mí me gusta escuchar según el estado de ánimo que tenga. Como soy una montaña rusa de emociones, pues mi música también lo es.

 

Probablemente tu música también sea autobiográfica en cierta manera.
Sí 100%, me representa y eso es bueno y malo, porque a veces me representa en épocas a las que no quiero volver, y por eso a veces le cojo un poco de tírria a la música que tengo del pasado.

 

Algo que sorprende mucho de tu pasado es tu alta formación en música clásica, pero tus últimos trabajos parecen bastante alejados de ese estilo.

La música clásica a mí me sigue encantando y forma parte importante de vida. Lo que sí que me ha gustado integrar en el último EP que hice es la flauta travesera, que es mi instrumento principal y realmente me flipa, así que lo quería introducir de alguna forma.

Sí que es verdad que yo desde siempre he escuchado todo tipo de música. Digamos que el conservatorio ha sido la forma en la que la música entró a mi mi vida porque en mi familia no hay nadie que se dedique al arte, y menos a la música en concreto. El conservatorio fue como la música entró a mi vida y como yo vi en un principio que me gustaría vivir de esto. Luego poco a poco he ido evolucionando y explorando cosas nuevas hasta que he llegado a lo que hago ahora.

 

 

¿Cómo definirías la música que haces ahora?

Soy malísima para los géneros, así que no sabría como encasillarme. Me gusta mucho el R&B, el bedroom pop, en su época escuchaba muchísimo indie, rock, … Como siempre he escuchado de todo, cada canción que hago es diferente a la anterior. Tengo una canción de rap, una más electrónica, otra más popera, … no creo que pueda englobarlo todo en un solo género.

 

Lanzaste Raíces el pasado octubre. ¿Cómo lo ha recibido el público?
Pues la verdad es que muy bien. Todo el mundo me ha dicho que es un trabajazo. A mi me gusta que mi música llegue a la gente a nivel emocional y creo que ha funcionado. Además para mi Raíces es como un conjunto. Claro que puedes escucharte las canciones sueltas, pero creo que lo guay es escucharte el viaje entero. La recepción que he tenido es que la gente lo ha sentido así, en plan lo ha vivido como un viaje y se ha escuchado el EP de principio a fin, que al final son 18 minutos, tampoco es tanto.

Me ha gustado que la gente lo haya recibido, lo haya escuchado entero y no solo una canción suelta, porque creo que si escuchas una canción suelta no tiene tanto sentido.

 

¿Qué significa Raíces para ti?

Raíces es un viaje por todas las etapas de mi vida. Cada canción representa un sitio en el que me ha pasado un un evento canónico, por así decirlo. Es un ciclo: la primera y la última canción son mi pueblo, pero como habiendo pasado por todas las etapas y ciudades que la componen. El principio y el final son súper diferentes porque todo lo que ha pasado en medio me ha cambiado mucho.

 

 

Dos años antes de Raíces sacaste 7B1P, ¿qué diferencias tiene con tu último trabajo?

7B1P fue lo primero que saqué y era una vuelta a la música clásica, porque yo soy muy friki de Beethoven, de la séptima simfonía en concreto. Eran cuatro temas que cada uno estaba hecho a partir de un movimiento de la séptima simfonía de Beethoven, por eso se llama así. Ese disco estaba marcadísimo por una ruptura que me caló bastante. Es tan personal lo que cuento en el disco y estaba tan jodida cuando lo hice, que a día de de hoy me da mucha pena. Me encanta el concepto de que esté con la simfonía de Beethoven, pero tanto musicalmente como a nivel de experiencia creo que es súper diferente. 7B1P va sobre el desgarro de encontrarte a ti misma sola después de una relación fatal y Raíces es el resurgir de las cenizas, de cómo he conseguido salir de ahí y llegar a donde estoy hoy, con un mensaje muchísimo más sano y positivo.

 

El siguiente será La fiesta.

Eso le gustaría a mi madre (ríe), siempre me dice que mis temas son muy tristes y los haga felices.

 

 

Sònia S.

Sònia S.

Redacción