Visiones (2022)

  • Soledad Vélez
  • ⭐️ 9/10
  • Subterfuge Records

La artista chilena define ‘Visiones’ como un disco de amor

Soledad Vélez no le tiene miedo al cambio, vital y profesionalmente su vida ha dado giros afortunados que a día de hoy le han llevado a sentirse feliz con lo que hace, con cómo es y lo que transmite con su música. No le supondría un problema ser artista independiente para siempre, confiesa que molaría llegar a conectar con más personas, pero no es un objetivo a la hora de preparar material para un nuevo disco: “Solo me centro en hacer la música que siento que tengo que hacer. La que me hace sentir bien y me motiva a seguir dedicándome a esto”, sentencia.

Esos cambios de los que hablábamos empiezan yéndose de su Chile natal con apenas 19 años, dejó la carrera de arquitectura y emigró a Valencia, de donde era un amigo músico que la ayudó en sus comienzos. Firmó dos discos en inglés con la productora Absolute Beginners, se sentía cómoda en ese idioma porque desde pequeña siempre había escuchado música de artistas angloparlantes. Después cambió de productora y hasta el día de hoy lleva tres discos producidos por Subterfuge.

El inglés lo aparcó para empezar a escribir en castellano, así como también su sonido ha evolucionado hasta la electrónica desde el folk de los inicios. Nadie duda que Soledad sabe salir de zona de confort y apostar por crecer y explorar su talento. De momento todo le ha salido bien. Goza también de reconocimiento en Chile y otros países de Latinoamérica, lo que supone para ella algo muy especial.

Esta géminis se define como una tía bastante payasa en su vida, a pesar de escribir canciones cortavenas (esto es porque le han influenciado a la hora de escribir los artistas latinos Juan Gabriel y Sandro) y porque al preguntarla por ello no lo esconde: “Intento hacer una canción sobre algo feliz y no me sale nada.” Se considera una persona muy melancólica y lo integra en su proceso de composición.

‘Visiones’ es el tercer álbum que la autora realiza bajo el sello discográfico Subterfuge después de ‘Dance and Hunt’(2016) y ‘Nuevas Épocas’(2018). Se desmarca yendo hacia el lado electrónico, donde asegura que se siente cómoda conjugándolo con los géneros urbano y pop. Ha sido un álbum muy pensado en donde el orden de las canciones encierra un mensaje. Soledad habló acerca de la inspiración para componer este quinto álbum y buena parte de él está dedicada al fin de una amistad importante para ella, quiso escribir acerca del hueco que había quedado y todo lo que sentía tras la pérdida, aunque se ha inspirado también en historias ajenas.

La voz de la chilena engancha desde la primera estrofa de ‘Bae’, con la que abre el disco. Es una voz dulce y sensual pero a la vez golpea suavemente por su timbre directo y atemporal. En ‘Esperarte’ juega con una ambivalencia tanto en letra como en música mezclando varios estilos.

Duele’ tiene las papeletas para quedarse en el repeat del dispositivo, es casi imposible no volver a ella tras haberla escuchado. Es la prueba del fluir de la artista en este disco “me he dejado ser tanto que han salido músicas sin pretenderlo”, dice.

Los sonidos pop en dos canciones cara y cruz de la misma moneda como son ‘Voy a perderlo todo’ y ‘Me Voy’ descubren un universo revelador que no juega con metáforas en la faceta compositora de Vélez: “Y ahora me ves reír, me ves bailar, flotar”.

Soledad canta al desamor en ‘Visiones’ pero también hay sitio para el amor en ‘Te quiero’, la canción con ausencia de dolor del álbum. Su voz y la utilización del sintetizador en el estribillo parecen salidas de un sueño, logrando una atmósfera que tiene un matiz romántico.

Ella misma defiende que es un disco que habla del amor: “Me gusta describirlo como un disco de amor, porque todas las canciones están inspiradas en la ilusión, viviendo la visión. Sabes cuando estás vulnerable y tienes miedo, con ese halo de melancolía, de dolor…” donde se ha encontrado tras tiempo explorando en nuevos sonidos y letras y ha conseguido captar a nuevos adeptos que no se la quitan de la cabeza. Y es que la voz de esta chilena es hipnótica.

Lorena M.

Lorena M.

Redacción