Second pone una vez más la honestidad encima de la mesa

«Viaje Iniciático» es el séptimo disco de estudio de Second, un disco financiado mediante crowdfounding en el que los murcianos, a estas alturas de su carrera, introducen la mano en su pecho para arrancarse el corazón, ponerlo sobre la mesa y dejar claro que nada se interpondrá en el camino rectilíneo que marcaron hace casi veinte años: honestidad, sinceridad y canciones.

No es el disco más divertido de su carrera, las circunstancias que rodearon su nacimiento no eran propicias para algarabía y alboroto pero la intensidad plasmada en cada cada canción,  que casi se puede tocar agarrando cada frase que sale del estómago de Sean, emociona hasta erizar el bello: «…tengo un nudo en la garganta que se me hace asfixiante, tengo que soltarlo«, frase que encontramos en «Nivel Inexperto«, un tema que engancha de tal manera que su reproducción en bucle es casi inevitable.

Quizás nos encontremos ante el disco más conceptual de su carrera, según sus propias palabras, y es que el viaje iniciático se desarrolla desde el orden establecido en el set list («Primera vez»,»Nivel Inexperto«, «Esto es solo el principio«…) hasta las oscuras historias incluso con aire reivindicativo de este disco. Y todo bajo un denominador común, una parte de protesta que a veces se sale de madre con gusto y suspicacia «Nos miran mal» y otras veces lo hace al más puro estilo Second: con elegancia caballeresca de efigie regia y pecho palomo como en «Solo«: «Solo sé que me arrepentiré de lo que no haya dicho. Escúchame, y luego me iré«.

La evolución de su sonido ya se hizo palpable en «Montaña Rusa» (Warner 2013) pero ahora la electrónica han quedado rebajada para ocupar su lugar adecuado y firme «Donde vive el vértigo«.

Acercarse a la música de Second es un viaje apasionante; hacerlo mediante este disco es introducirse de lleno en su mundo pero para hacerlo hay que tener el propósito, no esperes que su música te llegue como las tormentas de verano que te calan hasta los huesos tan rápido como se seca su rastro… sin embargo cuando estés dentro de su universo no querrás volver a salir.