Vetusta Morla rompe la Feria de Albacete con un concierto épico.

A día de hoy, poco se puede decir ya sobre los madrileños Vetusta Morla. Nada que no se haya dicho ya o no esté recogido en los miles de artículos de prensa que hablan de ellos. Además, a pocos se les escapa su nombre, prácticamente todos conocen, aunque sea ¨de oídas¨, a este grupo que actualmente ocupa una posición privilegiada en la música de nuestro país,

SONY DSC

Y este reconocimiento no es gratuito y se lo han ganado por méritos propios, con trabajo y dedicación, con talento y con ganas, con humildad y ambición, y porque tienen ese «no se qué» que les hace grandes.

Y dicho lo dicho, Vetusta Morla, se «comieron» en la noche del viernes 12 de septiembre el escenario sobre el que actuaban, no saciados aún, «deboraron» al público que les contemplaba y prácticamente en todo el recinto ferial de Albacete se supo de su presencia. Estaban en esta ciudad haciendo una parada más en la gira de presentación de su último disco «La Deriva», pero para nosotros no fue una simple parada. Y para ellos, tras acabar el concierto, y según recogen en sus redes sociales, tampoco.

SONY DSC

El lugar donde actuaron era pequeño, oscuro, con sabor a feria y olor a fiesta. Todas las entradas vendidas, cuerpo con cuerpo, emanando calor, una auténtica olla a presión, que ejerce su influencia sobre el artista que sube al escenario, para lo bueno y para lo malo. Y en él apareció Vetusta Morla sobre las 00:30 de la noche, una luz tenue, Pucho (vocalista) delante de una pequeña batería, un sonete rítmico en los tambores, unos acordes de bajo y guitarra y todo explotó… El público quedó vendido en segundos a la banda.

SONY DSC

Durante casi dos horas de concierto repasaron todos los temas del último disco y los más conocidos de los dos anteriores. Capaces de hacer sonar un melón o el laúd desmembrado de mi abuelo, Vetusta Morla, no sólo dio un concierto inmenso haciendo sonar sus canciones, sino que ofreció el alma de éstas al público, relatando una historia de lucha, superación y esperanza junto con la crítica ácida y metafórica del mundo en el que vivimos.

SONY DSC

Pucho acabó esta soberbia exhibición, rapeando los mensajes más íntimos que esconde el LP «La Deriva», enalteciendo a los fans, animándonos en estos tiempos difíciles, empujándonos a luchar, y como él mismo dijo, a no tener miedo a la deriva, porque sin miedo conseguiremos vencerla. Crearon un espectáculo continuo y con mucho sentido, magnífico.

Vetusta Morla, hicieron lo que pocos puede hacer, convertir una noche en magia y demostrar que sus canciones te conducen a una exquisita deriva emocional.

SONY DSC

«Habrá que inventarse una salida, que el destino no nos tome las medidas, hay esperanza en la deriva…»

TEXTO Y FOTOGRAFÍAS: Fran García Bustos
 
SONY DSC