Zahara en Gijón. / Oscar Lafox Fotógrafo
 

El pasado viernes nos invitaron a la presentación de ‘El último homenaje’, el reciente álbum del grupo oscense en la sala Continental de Barcelona

 

El espacio, muy especial para EL PERFIL DE LA TOSTADA, dado que fue donde celebramos nuestro primer concierto solidario, acogió un directo íntimo entre amigos y adeptos de la banda.

Dos semanas después de acompañar a McEnroe en la Sala Apolo y en Valencia, El Verbo Odiado se enfrentó a su primera noche en solitario en Barcelona con un repertorio de canciones de sus tres últimos discos.

 

No podían faltar temas como ‘Ejercicios Musculares’, ‘A punto de fuga’, ‘Tarantino’ o ‘Cazador’, pero sus últimas producciones fueron las protagonistas.

El entregadísimo público no paró de bailar y cantar ‘Funerales’, ‘La pasión’, ‘Más que uno cien’ o ‘La peor deuda’, coreando todas las letras, hasta la del reciente single ‘Fargo’, que con ‘La Mancha’ y ‘El odiado’ cerraron el concierto.

 

Tocaron con una pasión y un ritmazo que nada tiene que envidiar a otros grandes del panorama musical nacional. El Verbo Odiado mostró con humildad y modestia que controlan el indie con creces y que sus directos superan las expectativas.

Aunque en alguna canción digan lo contrario, tienen bastante a celebrar y estamos convencidos que lo que pasó en la Continental será el primer homenaje de muchos.

 

El grupo tiene previsto empezar el año tocando el próximo 14 de enero en la Sala Cadavra de Madrid.

 

Sònia Sáez

Sònia Sáez

Redacción