Zahara en Gijón. / Oscar Lafox Fotógrafo
 

El pasado sábado el grupo catalán dio el pistoletazo de salida a la gira de presentación de su álbum ‘Trozos de Papel/Cosas Raras’

La sala Luz de Gas de Barcelona fue la elegida para un concierto muy esperado por los seguidores de la banda, que llegó con un ‘sold out’ bajo el brazo.

El grupo catalán tocó por primera vez en directo canciones como ‘Mañana’, ‘Tú ya lo sabes’, ‘En silencio’, ‘Alunizaje’ o ‘Deja el aire correr’, de su último disco, aunque no pudieron resistirse a las expectativas de un público sediento de temas de antaño.

 

Los integrantes aparecieron vestidos de gala para un gran estreno, como sentenció Shuarma, “normalmente uno se engalana cuando quiere enamorar a alguien”, para predecir al himno del romanticismo ‘Que todo el mundo sepa que te quiero’.

Tras un simulacro de un ‘Que yo no lo sabía’ solo con voz, piano y luz tenue, el cantante nos anunció una sorpresa que fue completamente inesperada: Jordi Évole subía al escenario para acompañar a la banda en la conocida canción, como calentamiento para el próximo concierto que dará con su banda el 13 de noviembre de la sala Apolo.

Tal y como hacía el francés Jacques Brel, que no tenía pudor de incluir canciones antiguas a sus discos nuevos, Elefantes eligió ‘Al Olvido’, cuya letra habla sobre el paso del tiempo y dejar atrás lo antiguo, perfecta para enfocar la nueva etapa que descorcha el grupo. Aunque son varios los amigos que se han unido a la interpretación nos anunciaron, para manejar expectativas, que los artistas no habían podido acudir al evento.

 

 

Como parte de la nueva temporada de Elefantes, la banda cuenta con la incorporación de Álex Vivero a la guitarra, que se desenvolvió encima del escenario como si también llevara 30 años siendo un Elefante más.

Panderetas, maracas y los incansables músicos, marcaban el ritmo de los bailes imposibles y una puesta en escena casi teatral de canciones míticas como ‘Cada vez’, ‘Equilibrios’, la colaboración con Enrique Bunbury ‘Duele’ o las versiones de ‘Se me va’ y ‘Te quiero’, originales de Bambino y José Luis Perales respectivamente, que ya son parte del repertorio de los catalanes.

Ante el anuncio de que llegaba el final del concierto, el público, y el niño de primera fila que actuaba como portavoz, se posicionaron en contra del fin del espectáculo. Nos regalaron una persecución de ‘Mis sueños’ que empalmó con el temazo ‘Piedad’, convirtiendo Luz de Gas en una pista de baile frenética. Aunque aparentemente hilaron un cierre por todo lo alto, los insaciables asistentes reclamaron con insistencia la vuelta de los músicos, que bajo un halo de luz azul entonaron, como no podía ser de otra forma, ‘Azul’.

 

 

Shuarma a solas con el teclado empezó a tocar ‘A Alguien’, canción que titula el álbum, a lo que se sumaron el resto del grupo y nos invitaron a unirnos mientras emocionados nos lanzaban el set list convertido en trozos de papel que no consiguen tirar.

Elefantes continúan la presentación de su último trabajo el sábado 12 de noviembre en el Teatro de las Esquinas de Zaragoza y el sábado 19 de noviembre en Lula Club de Madrid.

Noticias relacionadas:

Elefantes: «Estamos con una ilusión renovada»

Sònia Sáez

Sònia Sáez

Redacción