Karavana

El pasado viernes, Xoel López y su banda volvieron al Palau de la Música, repitiendo en el Festival Guitar Bcn

Bajo una luz tenue sonaba ‘Here comes the sun’ de The Beatles mientras el teclista se instalaba y tocaba las primeras notas, dando paso al resto de los músicos, colocados en semicírculo para arropar a Xoel López. La imagen del escenario se cargó de significado, volviéndose mágica, cuando entonaron el cántico ‘A Serea e o Mariñeiro’ y bailaron como si estuvieran invocando a meigas. Una muestra de la complicidad y sinergia que viviríamos a continuación, en las casi dos horas de espectáculo.

El Palau de la Música, emblemático edificio modernista, icono de la arquitectura y símbolo de la cultura y las artes de la ciudad de Barcelona, fue el lugar elegido para la actuación del gallego dentro del Festival Guitar Bcn, como parte de la celebración de los diez años del disco ‘Atlántico’, que incluye el lanzamiento de un libro que verá la luz esta semana.

Como homenaje a ese primer disco que Xoel firmaba con su nombre, el concierto empezó con el sencillo ‘Tierra’, rememorando también ‘Hombre de ninguna parte’, ‘De piedras y arena mojada’ y ‘Por el viejo barrio’, versión que hizo de la mano de María Yfeu como voz principal (conócela en nuestro tostatest).

Durante la velada dos cantantes más tuvieron protagonismo: Teyou, que nos clavó el puñal de plata de ‘Catarata’, y Ede, esa voz especial que Xoel tenía en mente para interpretar algo tan real y de verdad como ‘Alma de Oro’, y el clásico ‘Quemas’, una copla que hicieron mano a mano, pellizcándonos el estómago, y que sin duda mejora la versión de Deluxe.

Estos duetos con las tres jóvenes voces femeninas, fueron muestra de los grandes talentos de los que se rodea el compositor coruñés, que venía acompañado además de otros 4 virtuosos a los mandos de la percusión, bajo y teclados.

Hace año y medio, Xoel formó parte del repertorio del Guitar Bcn y confesó sentirse afortunado de poder repetir en un espacio tan impresionante como el Palau, pero esta vez gozando de poder ver las caras del público al descubierto.

Recorrimos la gran variedad musical en la que se mueve el artista, viajando por los diferentes álbumes de su época en solitario, incluyendo temas de ‘Paramales’ como ‘Todo lo que merecías’, que Xoel confesó entre risas que no le representaba, o ‘Ningún nombre, ningún lugar’ que levantó a un público que se dejó los pulmones entonando el podría pasar.

‘Sueños y Pan’ también estuvo representado por ‘Balas’ y ‘Cometa’, así como ‘Jaguar’, dedicada a su hijo, cuyo nombre significa el título de la canción, y ‘Lodo’, que fue sin duda uno de los momentos más explosivos de la noche.

A todo esto, no podían faltar los temas más recientes, albergados en el disco número 15 de su carrera musical ‘Si mi Rayo te Alcanzara’, como la ya mítica y muy aclamada ‘Joana’, ‘La espina de la flor en tu costado’, cabecera de la conocida serie El desorden que dejas que les dio una gran alegría durante la pandemia, ‘Vampiro blanco’, que según dijo el cantante, parece David Summers cuando la entona, o ‘Pez Globo’, su favorita.

No podía haber mejor cierre que ‘El amor valiente’ para los nostálgicos, y el bailongo ‘Tigre de Bengala’, precedido por un aperitivo de ‘La bamba’, como broche de oro.

Sònia Sáez

Sònia Sáez

Redacción