Amatria

‘Un disco’ es el quinto álbum de estudio de Amatria, producido por el propio Joni Antequera

Este disco nació antes de la pandemia. ¿Tenías prevista una gira diferente o querías desde el principio un formato más íntimo para presentarlo? Quizá escuchándolo invita más al baile y nos hace imaginar un escenario de festival…

Para nada tenía en mente algo íntimo. Es carne de diversión.

Tú que tienes por costumbre convertir en canción situaciones con un gran poso de realidad, ¿has preparado ya nuevo material durante la pandemia?

Tengo algo pero poca cosa. Si la situación fuera muy dolorosa habría material para escribir, pero lo peor de esta situación es que carece de intensidad emocional, es un letargo, es una nada, una desilusión constante. Y es difícil escribir sobre un hoyo transparente.

¿Cómo estás viviendo este período? ¿Has sacado un lado positivo encontrando por ejemplo más tiempo para ti y tu familia o te ha obligado a parar sin quererlo?

Mal. Hay cosas positivas como disfrutar de la familia, sí, pero todo tiene un límite y todo necesita un equilibrio, después de un año con todo en un desequilibrio radical me cuesta disfrutar hasta lo que sé que es una bendición.

¿Qué crees que da mejor para una canción: el confinamiento o la «nueva normalidad»?

No lo sé, pero lo de la «nueva normalidad» me da escalofríos.

Uno de nuestros temas favoritos es ‘Un alud’. ¿Surgió la colaboración con Delaporte posteriormente o era algo que ya tenías previsto?

Fue posterior. Ya estaba terminada cuando me puse en contacto con ellos, pero está claro que acerté porque la canción mejoró mucho.

‘Un amor’ es una canción de amor a tu hija.  ¿Cómo llegaste a los sonidos latinos para una letra como ésta más propia de una «balada»? ¿Surgió antes la letra y decidiste darle un toque diferente o fue un proceso distinto?

Es curioso porque el «Nada que ver» estaba ya desde el principio, desde que me vino la melodía a la cabeza. Y las primeras veces en las que me puse a escribir su letra busqué cosas que «no tuvieran nada que ver», como una enumeración sin un sentido concreto. Pero luego me enteré de mi paternidad y la siguiente vez que me puse a escribir la cosa salió sola.

Hablando de conciliación, ¿en qué punto crees que estáis en vuestro sector? ¿Se compatibiliza bien la vida profesional de artista con la paternidad?

Depende de tu pareja y de los abuelos que tengas cerca, como con casi todos los sectores. De todas formas he de reconocer que en mi caso es más fácil que en otros siempre que te cubran los días de bolo, porque los demás días de la semana te los puedes organizar en horario, no como otras profesiones.

Lo más llamativo del disco (junto a los artículos indeterminados omnipresentes en cada título) es la mezcla de estilos. ¿Hubo mucha alevosía en ello o surgió así?

Surgió así. Incluso hubo momentos en los que me pregunté si no me estaba pasando con tanto cambio de género. Pero al final es lo que quería hacer así que seguí mi voluntad.

Creemos que la música ha sido el refugio de muchos desde que comenzó a extenderse la Covid-19. En tu caso, ¿qué música te ha ayudado a sobrellevar las horas y los cambios de ánimo?

En mi caso no es la música porque me recuerda lo jodida que está mi profesión y me entristece, en mi caso me han salvado los videojuegos; huir a otros mundos a conseguir botines y derrotar villanos, ver en un personaje ficticio la evolución que a ti se te está negando, allí estoy lejos de esto, allí estoy bien.

Rocío García

Rocío García

Redacción

Iñaki Molinos

Iñaki Molinos

Dirección y redacción