El pasado 5 de junio salía a la venta el tercer disco de estudio de Hinds, The prettiest curse (Lucky numbers, 2020), llamado a ser uno de los discos del año y que reconfirma la trayectoria ascendente del cuarteto madrileño.

Un ejercicio de evolución y madurez, aunque manteniendo el espiritu juvenil de las cuatro componentes. Hablamos sobre su nuevo trabajo con su bajista Ade Martín.

Ha pasado un mes aprox desde que se publicó “The Prettiest Curse”. ¿Cuáles son las impresiones que habéis recibido?

Jo, ¡pues buenísimas, la verdad! La gente está flipando bastante con el nuevo sonido. Y lo mejor es que todas las canciones están teniendo un montón de atención, no solo una o los singles. Eso es siempre súper buena señal

Postpusisteis la salida del álbum por el covid. ¿Cómo creéis que está reaccionando la gente ahora? Es cierto que hubo mucha más escucha activa online durante el confinamiento, y ahora hay menos porque la gente pasa más tiempo en la calle.

Yo creo que hicimos bien. Justo lo hemos sacado cuando ya no había tanta incertidumbre y la gente estaba más positiva. Fue sin duda una decisión correcta.

¿A qué se debe el cambio hacia el nuevo sonido? ¿Ha sido intencionado?

Hemos evolucionado como banda, y nos apetecía experimentar un poco más. Nos sigue encantando el formato dos guitarras bajo y batería de los dos primeros discos, pero sentíamos que eso ya lo habíamos hecho y que queríamos ver a donde llegábamos si experimentábamos un poco. Y sí, ha sido completamente intencionado, desde el primer momento.

¿Cuáles creéis que son los puntos de unión sonoros con los discos anteriores y cuales los puntos de diferencia?

Yo creo que este disco sigue sonando mucho a Hinds; y está en la actitud y en que seguimos siendo las mismas cuatro personas, que al final eso en Hinds se nota. Y de diferencia es eso: las ganas y libertad a la hora de experimentar con más instrumentos y sonidos.

 Es cierto que es “lo-fi” y lo minimal han ido sustituyendo paulatinamente al garaje en lo que sería lo “mainstream dentro del under”. ¿Es inevitable, ya no solo como audiencia, sino como creadoras, en vuestro caso, que el sonido del músico se adecue de forma inconsciente a las nuevas tendencias? ¿Y dónde queda el espacio para la autenticidad, en tal caso?

A ver, yo creo que, inevitablemente, estamos en el mundo y todo nos influye. Pero creo que la inspiración y la expresión artística no tiene siempre que ir ligada a lo mainstream. Yo es que creo que lo auténtico no es sólo lo que no le gusta a todo el mundo. Hay mucha auntenticidad en el arte mainstream igual que otras escenas… hay de todo.

¿Hacia dónde creéis que debería tornar la industria musical después de la crisis a la que se está enfrentando?

Yo no sabría decirte a ciencia cierta. Pero lo que sé es que la gente no deja de escuchar música, así como así. Entonces, yo creo que, de algún modo u otro, la industria musical encontrará la manera de adaptarse y de salir adelante.

 

 

 

Marta España

Marta España

Redacción

Iñaki Molinos

Iñaki Molinos

Dirección y redacción