Varry Brava tienen un sonido con marcada tendencia ochentera. Potente, fresco y con una energía que hace imposible no comenzar a mover el culo en la silla o ponerte a pegar botes como un loco si tienes la suerte de verles en directo.
Las canciones de «Demasié» son tan fáciles de escuchar que a momentos parece que las conoces de toda la vida. Temas como «No gires» o «Calor» tienen que ser imprescindibles en cualquier guateque que se precie.
Si aún estas leyendo estas líneas y no le has dado al play creo que estás perdiendo el tiempo, así que mejor callarse y dejar que hablen ellos…