Hay proyectos que surgen, van y vienen y de una molécula espacial que se pierde y se le eriza el pelo nacen cosas como Los Eterno, derivación de los extintos Clovis (Fino y Cristina), al que seguíamos y amábamos fervientemente.
Estos grabaron allá por 2011 los cortes que ahora os presentamos y que no queremos que caigan en el olvido.