Madrid 25/02/2012 – Sala Costello. Con el típico pitido en los oídos salimos del concierto de Maryland demostrando dos cosas, que estos chicos tienen una potencia descomunal y que el Costello Club no es el lugar más apropiado para su música.

Eran las diez y cuarto de la noche cuando se abrió la puerta trasera del escenario y aparecieron iluminados por las luces del camerino cinco chicos que parecían no haber roto un plato en su vida, pero cuando sonó el primer acorde de “Fury Road” todo se transformó… como si las válvulas de sus “amplis” hicieran correr por sus venas todos los watios que pueden emitir y les hubiese invadido el espíritu de Billie Joe y Brian Molko juntos. Rubén puso la mira perdida en el infinito y comenzó a cantar mientras Pablo dejaba llevar sus movimientos poseído por cada golpe que asestaba a su bajo. Gran comienzo que provoca para quien les ve por primera vez en directo, como es el caso de un servidor, una gran impresión por lo que trasmite un acto tan sincero y porque demuestra que lo que allí arriba está ocurriendo no es una pose fingida sino un gran amor por lo que se hace.
Pablo Maryland Castelo maryland costello directo rubi directo concierto live tocando bajo bajista fotosRepasaron los vigueses su próximo trabajo mezclándolo con temas de sus anteriores discos, sin bajar nunca un ápice la intensidad aunque disminuyera el tempo del tema. Los juegos de voces, los cambios de textura entre Arturo y Rubén, hacen que algo les desmarque de un grupo del montón, lástima no haber podido disfrutar como se merecía de los teclados de Iván pero como ya hemos dicho antes, la acústica de la sala para grupos como ellos no es suficiente.

Maryland está de gira presentando su nuevo álbum “Something to share” (Ernie Records) que saldrá a la venta en los próximos días. Entre los conciertos que ya han dado podemos destacar el que ofrecieron teloneando a Nada Surf en la sala Capitol de Santiago de Compostela: “Pensábamos que al empezar pronto la sala no iba a tener mucha gente pero cuando salimos al escenario ya estaba llena, fue una pasada” nos dice Pablo tras acabar su concierto en Costello donde agotaron sus entradas. De este “Something to share” podemos escuchar dos temas como adelanto “Lost” y “Too Cold” pero os recomendamos que no os quedéis solo con el disco y les vayáis a ver en concierto porque la actitud de estos chicos es la de un grupo de los grandes y lo demuestran cada vez que se enfundan sus instrumentos.

Ruben Pablo Maryland Castelo maryland costello club directo rubi directo concierto live tocando guitarra fotos
Fotos Inma Thelittle