Hace ahora 20 años que, después de una buena acogida por la crítica independiente con su primer disco Gish, The Smashing Pumpkins iban a ser catapultados a la emergente escena del rock alternativo con el relanzamiento de ese disco. Pero un cambio de última hora hizo que el productor Butch Vig se decantase por Nirvana y su Nevermind, cancelando el debut al mainstream de la banda de Billy Corgan.
Dos años más tarde, Butch Vig convirtió Siamese Dream en uno de los mejores y más representativos discos de esa época. Pero Corgan no olvidó el desplante y, resentido, compuso esta canción, Cherub Rock, una dedicatoria irónica sobre los intereses y tejemanejes de la industria. Una de mis favoritas.
(Pablo Fiumichino)